enfermedades-respiratorias

Sabías que, al realizarte exámenes de laboratorio de rutina, ¿podrían salvar tu vida?

Cuando piensas en tu salud, quizás pienses en varias maneras de estar sano, como hacer ejercicio, alimentarte bien, medidas de prevención de cáncer, cumplir con todas tus vacunas, y lavarte las manos. ¡Buen trabajo! Las elecciones que haces día a día son muy importantes en promover la salud.

Tomar conciencia del estado de tu de salud  es una decisión que puede cambiar tu vida y de las personas que amas y te aman.

 Según el estilo de vida que llevas, a lo largo del tiempo pueden generarse enfermedades silenciosas, las cuales presentan sintomatología únicamente cuando ya están en un periodo muy avanzado o cuando las probabilidades de un tratamiento efectivo son muy bajas.

Es igual de importante prestar atención a tus signos y síntomas. Infórmate sobre cuáles son los signos de alerta para la salud que merecen atención médica. Estos pueden incluir:

  • Pérdida de peso sin causa aparente,
  • Cambios en hábitos intestinales.
  • Dificultad para respirar.
  • Dolores de cabeza repentinos.

Los análisis de laboratorio son una parte importante de los cuidados preventivos para asegurar la salud de las personas. Infórmate sobre qué exámenes de detección necesitas y la frecuencia con que debes hacerlos. La detección temprana puede ser la clave para un tratamiento con éxito.

Te recomendamos llevar a cabo un seguimiento de tu salud en general mínimo una vez al año, para ello es importante que acudas a centros médicos y laboratorios especializados en el cuidado de tu salud.

Al realizar esta visita estarás invirtiendo en lo más valioso, TU VIDA, en las posibilidades de mejorar tu salud y prevenir enfermedades. No dejes pasar más el tiempo. Pequeños síntomas y cambios negativos son advertencias de que algo le está pasando a tu cuerpo.

El objetivo principal de los exámenes preventivos es conocer a tiempo cualquier tipo de enfermedad, desde algo mínimo o “pasajero” a situaciones graves.

Algunos exámenes que deberías añadir a tu listado de chequeo rutinario pueden ser:

  • Hemograma: Nos permite saber de manera general cómo tu organismo se encuentra frente a una infección, o si tu cantidad de sangre y hemoglobina están en niveles adecuados.
  • Análisis de orina y heces: Nos permite saber si presentas una infección por microorganismos que pueden enfermar tu cuerpo.
  • Exámenes en sangre como:
    • Glucosa, Urea, Creatinina, Ácido úrico, TGO, TGP, Amilasa, Lipasa, Colesterol, LDL; HDL; triglicéridos, Bilirrubina, total y directa, AST, LDH, TSH, T3, T4.: Nos permite saber cómo están funcionando tus órganos y sistemas en general y si tu estilo de vida es saludable.
  • Exámenes de detección del cáncer cervicouterino (mujeres).
  • Exámenes de detección del cáncer mamario (mujeres).
  • Antígeno prostático especifico (hombres).

Recordemos que nuestra salud lo vale, la prevención y cuidado son indispensables para que podamos disfrutar de este maravilloso mundo junto a nuestros seres queridos.

 

enfermedades-respiratorias

Las enfermedades respiratorias más comunes que nos llegan afectar, descubre cuales son y cómo evitarlas

Las infecciones respiratorias de dividen en dos, las altas que se encuentran en la nariz, garganta, tráquea y bronquios; y las bajas que se refieren a los padecimientos en los pulmones.

Las primeras son las más frecuentes y se engloban en 3 principales enfermedades:

-Resfriado (gripa)

Los síntomas más comunes son congestión nasal, tos, estornudos, dolor de cabeza y malestar general. Este es un padecimiento común de un resfriado y no necesariamente se utiliza antibiótico para la recuperación.

-Faringitis

El síntoma más común es el dolor de garganta. Este padecimiento puede ser vírica o bacteriana. Si además del dolor tienes síntomas de resfriado, casi siempre el causante es un virus. Si, por el contrario, no tienes ni tos ni mocos y la fiebre es mayor de 38 °C, es posible que la culpable sea una bacteria.

-Rinosinusitis

Nos referimos a una infección mucosa que suele cubrir la nariz y los senos paranasales. Causa mucha congestión, dolor de cabeza o cara, fiebre y malestar general. Si estas molestias continúan lo más seguro es que se trate de una bacteria.

-¿Cómo prevenirlas?

Estas enfermedades e infecciones se transmiten a través del aire, las personas enfermas son los focos más normales de infección. Lo que puedes hacer es tratar de no saludar a las personas enfermas, lavarte con regularidad las manos y cuidar tu alimentación.